Cómo elaborar un Plan de Negocio para un nuevo proyecto empresarial

Del mismo modo que planeas tus vacaciones para que sean perfectas, debes tener una idea de negocio desarrollada y plasmada en un soporte físico para conseguir un negocio de éxito. Este documento escrito es lo que conocemos como Plan de Negocio, un informe de entre 50-75 páginas que ayuda a los inversores a decantarse por tu negocio o bien a desinteresarse y a archivar tu proyecto.

A pesar de que existe una concepción generalizada sobre la finalidad de elaborar un plan de negocio con el fin de presentar el informe a un inversor, institución o banco y conseguir financiación.

El Plan de Negocio es muy útil también para el propietario del negocio, quien gracias al desarrollo de la idea podrá emprender con orden y coherencia su empresa para conseguir el objetivo establecido.

Elaborar un Plan de Negocio nos ayuda a responder una serie de preguntas que todo empresario debe plantearse a la hora de iniciar un nuevo proyecto empresarial o, como aconsejamos en un post anterior, al adquirir un negocio en cese o traspaso.

¿Es factible llevar a cabo mi idea de negocio?, ¿puedo disponer de los recursos suficientes?, ¿mi servicio o producto responde a las necesidades de mi público? Si es así, ¿conseguiré vender? y, en consecuencia ¿será rentable? Una lista que podría ser interminable para garantizar el éxito de nuestro negocio.

Por esa razón, desde La Central del Negocio queremos daros una serie de pautas para elaborar vuestro Plan de Negocio, exponiendo los apartados principales que debe contener vuestro informe:

1. Resumen ejecutivo

El resumen ejecutivo es una breve descripción de los aspectos más importantes de tu negocio, destacando en primer lugar: en qué consiste tu idea y por qué esta es viable.

Se recomienda que el resumen ejecutivo no supere las dos páginas de longitud y que incluya los siguientes componentes: la idea de negocio, qué la diferencia del resto de la competencia existente, quién o quienes están detrás del proyecto, la financiación que necesitamos para llevar a cabo nuestra idea y qué beneficios esperamos obtener para rentabilizar el negocio.

Así pues, podríamos comparar esta breve descripción con lo que en marketing se conoce como “copy creativo”, ese texto que redactas con el objetivo de generar un impacto y captar la atención del cliente. En este caso, captar el interés de los inversores e incitarlos a seguir leyendo el resto del documento.

Aunque es el primer apartado que encontramos en cualquier Plan de Negocio, es recomendable redactarlo una vez se han desarrollado el resto de secciones.

2. Descripción del negocio y la actividad empresarial

En este apartado, deberás describir qué es tu negocio y definir el producto o servicio que ofreces a tus clientes.

¿Es un champú o una crema reparadora?, ¿para cabellos lisos o rizados?, ¿secos o grasientos?, ¿con caspa o dermatitis? ¿con olor a frambuesa o neutro?, ¿envase de 300ml o 500ml?, ¿gran eficacia con tan sólo una gota o formato familiar?

Así pues, deberás detallar de manera muy específica las funcionalidades de tu producto y las necesidades a las que respondes con el uso de dicho producto.

De modo que, quede claro el valor diferencial y único de tu oferta respecto al resto de negocios que puedan estar ofertando un producto o servicio similar.

3. Estudio de mercado

Realizar un estudio de mercado te ayudará a dar respuesta a una serie de conceptos:

  • Tamaño y rentabilidad del mercado

Es necesario saber si pretendemos introducirnos en un nicho de mercado de gran tamaño o pequeño tamaño para posteriormente valorar las estrategias de marketing que aplicaremos. Así como también, el grado de evolución del sector, el volumen de ventas e ingresos que genera y los factores de éxito del mismo.

  • Competencia

Iniciar un proyecto empresarial sin haber estudiado y analizado previamente a tu competencia es algo ilógico e ingenuo. Conocer en profundidad al resto de empresas que están ofreciendo lo mismo que tú, te ayudará a definir mucho mejor tu idea y a marcar una diferenciación que te permita obtener una ventaja competitiva frente a tu competencia.

De manera que, podrás detectar las necesidades no cubiertas de tu sector y pensar de qué manera quieres posicionarte en el mercado.

  • Público objetivo

A su vez, conocer a la competencia te permitirá saber a qué target de clientes se dirigen con sus productos y te ayudará a definir tu público objetivo.

De modo que, o bien podrás ofrecer algo nuevo a un target que, como has comprobado, funciona muy bien en tu sector. O bien, podrás ser el primero en intentar expandir tu producto a un target de público diferente e inexplorado. Siempre y cuando hayas detectado una necesidad en ese público y, por tanto, consideres que puede funcionar. No debes correr riesgos innecesarios.

4. Estrategia de marketing y ventas

En primer lugar, debes definir tu proposición de valor para explicar por qué el cliente debe decantarse por ti y no por tu competencia. Así pues, en un breve párrafo deberás condensar el nombre de tu empresa/marca, qué ofreces, a qué target de público te diriges, qué necesidad respondes y qué te hace diferente al resto.

De manera rápida, definimos la proposición de valor de Nike:

Nike (nombre) es una marca deportiva (qué es) que ofrece ropa y calzado deportivo de alta tecnología (qué ofrece) para personas con espíritu deportivo (target de público) que buscan ropa cómoda y de calidad para practicar deporte (qué necesidad responden) que consigue mejorar el rendimiento de su ejercicio diario (qué les diferencia).

En segundo lugar, debes establecer una estrategia de posicionamiento. ¿Quieres destacar por ser una compañía lowcost?, ¿por las funcionalidades que ofrece tu producto?, ¿por las celebridades que consumen tu marca?, ¿por los valores culturales que transmiten? Decisiones que ayudarán a definir cómo quieres ser percibido por tu consumidor.

Por último, debes planear tus campañas de publicidad. Gracias a los dos puntos anteriores, sabrás decidir en qué línea deben ir tus frases, folletos y anuncios publicitarios para atraer al target de público que te interesa.

De manera que podrás definir tus objetivos de venta y de fidelización de clientes.

5. Plan de operaciones y producción

En este apartado, deberás exponer cómo funciona tu producto, los resultados que has obtenido si ha sido probado. Así como también, cómo se fabricará tu producto o se ofrecerá tu servicio. De manera qué deberá estar alineado y en contacto con los distintos grupos de trabajo como por ejemplo marketing y ventas.

6. Organización y RRHH

Un negocio no puede ser exitoso si no cuenta con una clara organización empresarial. Es indispensable desarrollar el organigrama de la empresa, saber cuántos miembros se requieren en plantilla y cuántos de ellos se necesitan en cada área de trabajo.

Asimismo, se deben tener claras las responsabilidades de cada miembro y los objetivos del equipo directivo.

7. Estudio financiero

No debemos confundir este apartado con el plan económico-financiero de una empresa, el cuál tiene independencia propia y tiene material suficiente para ser un informe diferente.

Sin embargo, en todo Plan de Negocio se deben definir las líneas de ingresos, las necesidades de financiación y las cifras y resultados provisionales para así hacer una proyección futurista de la rentabilidad del negocio.

8. Evaluación de riesgos y estrategia de salida

Por último, en este apartado se debe incluir lo que conocemos como Análisis DAFO: Debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de negocio. Una manera de detectar los riesgos que nos podemos encontrar en nuestro sector a la hora de desarrollar el proyecto, ya sea por una futura proyección del mercado, una amenaza de nuestra competencia o previstos cambios en bolsa.

Así pues, no debes perder de vista un Plan B o estrategia de salida por si la cosa se tuerce. Requisito indispensable si buscas una financiación de capital de riesgo, inversores que buscan que las posibilidades de desinversión sean lo más claras posibles.

¡Y listo! Ya tienes todos los apartados de tu Plan de Negocio a punto para captar inversores.


Si después de este artículo te animas a redactar tu plan de negocio pero aún no tienes establecimiento para tu idea, en La Central del Negocio te ayudamos a encontrar negocios en venta o en traspaso para comenzar tu nuevo proyecto empresarial.

Pero no sólo te ofrecemos un directorio como otros portales, sino que además recibirás asesoramiento de expertos durante todo el proceso de compraventa o traspaso para que lleves el control de tu transacción. Rellena nuestro formulario y solicita información para conocer más sobre nosotros.

Daniel Moreno Haro

CEO La Central del Negocio

CEO Asesoría Edac

Related Post

thumbnail
hover

La Central del Negocio y API...

La Central del Negocio y API – Agentes y Peritos Inmobiliarios firman acuerdo de colaboración Esta semana la consultora La Central del Ne...

thumbnail
hover

Si tienes una idea de negocio,...

Si tienes una idea de negocio, te explicamos qué es un DAFO y para qué sirve Sabemos que está pensando en montar un negocio y por eso ha ...

thumbnail
hover

LCDN Finalistas en los Premios StartUp...

Estimados clientes, Hace ya 10 años que se inició el proyecto de la consultora La Central del Negocio. A día de hoy se ha convertido en u...

Deje su comentario