El Traspaso de Negocios a la comunidad China. ¿por qué se produce y por qué hay tanta demanda?

El Traspaso de Negocios a la comunidad China. ¿por qué se produce y por qué hay tanta demanda?

Son muchas las personas que nos consultan el por qué la comunidad China compra tantos negocios.

Para aclararlo empezaremos diciendo que el culpable, tal y como pasó en España desde el año 2.000 se debe a la Inflación y al IPC. En concreto China ha vivido unos años de inflación brutales donde una familia media ha podido obtener grandes beneficios con la venta de sus inmuebles. ¿Les suena de algo la historia?

Con el dinero obtenido de la venta de propiedades en China una familia media puede establecerse en España montando un pequeño negocio como un Bar o Cafetería y comprarse un piso. En concreto, por la gran inflación producida durante los últimos años y que se observa en el gráfico que hemos puesto en portada, no es difícil que una familia media haya podido obtener hasta 300.000€ al cambio por la venta de sus propiedades. Entonces, no es difícil ver a familias de clase media adquiriendo el Traspaso de un Bar o una vivienda al mismo tiempo cuando llegan a España buscando establecerse y afincarse en nuestra comunidad.

Ahora bien, existe una idea preconcebida de que la comunidad china está dispuesta a pagar más por los traspasos de negocios o los pisos. Nada más lejos de la realidad. La comunidad China lleva arraigada muchos años ya en nuestro país y cuenta con asesores, consultores, inmobiliarias, familiares y amigos, etc. que ayudan a los recién llegados a comprar con un buen precio y en condiciones de mercado. La comunidad China que desea adquirir un negocio mediante un traspaso sabe exactamente lo que busca lo que ha de pagar por ello. ¿ Y qué busca? Pues simplemente lo mismo que cualquier ciudadano de aquí: Bueno, Bonito, Barato, con Terraza, etc.

Así entonces, ¿cuál es la tendencia de los últimos dos años y por qué ahora la comunidad china ya no compra a cualquier precio e incluso traspasan sus negocios?

Empezaremos con una breve explicación de lo que ha pasado hasta 2015:

La respuesta vuelve a estar en la Inflación. El Índice de Precios al Consumo (IPC) subió en China un 1,4 % durante 2015, su menor nivel en seis años y muy por debajo del objetivo del 3 % marcado por el Gobierno, este factor dió margen a las autoridades para adoptar medidas monetarias que reactiven la economía.

Sin embargo, los datos ya apuntaban hacia un continuado debilitamiento de la demanda, influida por la progresiva ralentización de la economía china.

Fue entonces cuanto el IPC aumentó en diciembre de 2015 un 1,6 % interanual, ligeramente por encima del 1,5 % registrado en noviembre, un mínimo repunte debido sobre todo al incremento del precio de algunos alimentos. En concreto, la carne de cerdo subió un 9,5 % interanual en diciembre, por un 7,4 % de las verduras frescas, en buena parte por el clima invernal.

En resumen, durante 2015 el aumento del IPC fue menos de la mitad de lo previsto por el Gobierno y algo inferior al 2 % registrado durante 2014 y el 2,6 % de 2013.

Si además analizamos el Índice de Precios al Productor, se observa que cayó un 5,2 % durante 2015, debido sobre todo al exceso de capacidad instalada.

Fue ya en diciembre cuando el IPP cayó un 5,9 % interanual, siendo el cuadragésimo sexto mes de descensos consecutivos de este indicador.

La caída del petróleo y el gas natural, además del exceso crónico que sufren en China el sector siderúrgico y la minería acentuaron la persistente caída de los precios. Por tanto, se observa una ralentización de la económica.

Entonces, ¿por qué ya no compran tanto en 2016?

La inflación en china empieza a estar controlada e incluso está bajando como pasaremos a analizar en las siguientes líneas por lo que ahora realmente la comunidad china que se dirige a España busca algo más que adquirir un negocio. Ahora buscan realmente un negocio rentable con el que ganarse la vida al margen de establecerse en un país con más seguridad jurídica y menos volatilidad como China.

 

En el tercer trimestre del año 2015, el crecimiento del PIB alcanzó un 6,9 % (la cifra más baja en seis años) y Pekín avanzó que necesitaría mantener aumentos a un ritmo del 6,5 % anual en el quinquenio 2016-20 para lograr sus objetivos de eliminar la pobreza en el país.

Las autoridades chinas han aplicado sucesivos recortes de tipos de interés (seis desde noviembre de 2014) y de coeficientes de caja de los bancos. Sin embargo, estas medidas todavía no han logrado contener la desaceleración de la economía china.

Con todos estos datos, el HSBC ( el mayor Banco Asiático ) propuso que China bajara sus tipos de interés en 0,5 puntos porcentuales y el coeficiente de caja bancario en otros 4 puntos durante 2016.

Actualmente, el tipo rector, el de los créditos a un año, está en el 4,35 %, frente al 6 % de antes del inicio de la fase de flexibilización monetaria de noviembre de 2014.

Durante 2016 el IPC chino se ha situado en abril en el 2,3% en tasa interanual. A este dato hay que sumar el repunte de los precios de los alimentos como el del cerdo que ha subido más de un 33%.

Por otro lado, durante 2016 los precios al productor se han desacelerado hasta el 3,4% con respecto a los datos de marzo y febrero aunque ha estado por encima de las previsiones de Bloomberg que estimaba una bajada del 3,7%.

Con todo en un contexto económico complicado, los precios al productor en el sector minero han caído un 13% respecto al año anterior mientras que en el de las materias primas lo han hecho un 7,7% y en la fabricación un 2,5%. En lo referente a alimentos y ropa la subida ha sido del 0,7%.

El crecimiento del país ha bajado hasta un 6,7% en el primer trimestre, acentuando su desaceleración tras haber caído el año pasado a su nivel más bajo en los últimos 25 años: un 6,9%.

Entonces, ¿qué está pasando con la comunidad china? Pues algo que estaba cantado que pasaría. Ya forman parte de nuestra economía, la globalización los ha traído para quedarse y por tanto se han adaptado. No comprarán a cualquier precio y tienen el dinero suficiente para comprar lo mejor que está en sus manos ya que no solicitan financiación.

Eso sí, la comunidad china es muy desconfiada por lo que se aconseja trabajar de la mano de una consultora que tenga experiencia en este colectivo o trabajar conjuntamente con alguien que pueda estar introducido en la comunidad.

Daniel Moreno Haro

CEO Asesoría Edac

Related Post

thumbnail
hover

Los mejores negocios rentables para 2017-2018

Para los emprendedores, las pymes y los autónomos, Agosto es un mes de pensar. Pensar en la situación del actual negocio; planificar proye...

thumbnail
hover

Cómo montar un bar en Madrid:...

Comerse Madrid está de moda. Un total de 2.205 restaurantes abrieron sus puertas en 2016, de los cuales el 48% eligieron la capital españo...

thumbnail
hover

La Central del Negocio expande su...

La Central del Negocio sigue consolidándose como la empresa referente a la hora de efectuar la compra-venta de un negocio. Una muestra de l...

Deje su comentario